Preliminares sexuales con las manos

Una cita romántica, una cena a la luz de unas velas, una delicada y sensual música de ambiente, un par de copas de vino y… ¡Solo queda pasar a la acción! Pero, un momento: igual que para preparar una velada ideal con tu pareja planeas hasta el último detalle del ambiente para que todo sea perfecto, el cuerpo también tiene que prepararse para obtener relaciones sexuales totalmente placenteras. Y aquí llegan ellos: los preliminares.

Los preliminares es la fase de inicio antes de tener relaciones sexuales. Se trata de todas aquellas estimulaciones que tienen lugar antes de la penetración o coito pero… ¿Sabías que unos buenos ejercicios preliminares pueden ayudarte con tu lubricación? ¿Y que son la excusa perfecta para conjugar la ternura y la pasión? Si se hacen bien, no solo obtienes beneficios físicos, sino que irás aumentando la confianza con tu pareja.

Besos, caricias, masturbación, juegos eróticos… Solo tienes que dejar volar tu imaginación. Quizás sea el momento de que las fantasías sexuales de tu chico y también las tuyas se hagan realidad.

Como sabes, la piel es el órgano más extenso del cuerpo humano ya que recubre toda nuestra anatomía. Pensándolo así, resulta sencillo estimular nuestro órgano más grande, ¿no? Dentro de las zonas erógenas de las que hemos hablado están, por supuesto, las partes genitales tanto del hombre como de la mujer, sin duda el punto caliente de unos buenos juegos preliminares.

Después de los besos y las caricias, quizá sea el momento de la masturbación. En el caso del sexo masculino, existen varias prácticas y diferentes formas de excitar a tu chico. Lo más importante es que sigas un ritmo progresivo y que utilices lubricante o algún tipo de aceite para que la sensación sea lo más semejante posible a la penetración vaginal. Utiliza un lubricante o aceite neutro, de base acuosa, con el que no corras el riesgo de que se irrite su piel

Por otro lado, en lo que se refiere a la mujer, la excitación resulta más compleja y, por ello, los preliminares son una parte fundamental del sexo para nosotras. Puedes probar a masturbarte delante de tu pareja o dejar que sea él mismo, con la ayuda de saliva o algún lubricante, el que estimule tu clítoris y te haga alcanzar el orgasmo. Utiliza un lubricante especialmente diseñado para estimularte, notarás como te excitas casi inmediatamente y, además, potenciará tus orgasmos.

¿Y si prueban con la masturbación recíproca? ¡Seguro que sube la temperatura! Como hemos comentado, te recomendamos que utilicen algún lubricante, puedes probar con distintos efectos, como el frío o el calor y experimentar sensaciones diferentes. ¡Descubre las posibilidades de cada uno de ellos!

Fuente: https://www.enfemenino.com/sexualidad/preliminares-las-paradas-casi-obligatorias-antes-del-sexo-s1867435.html

Suscríbete al boletín de ofertas

Share this post



1
Hola... En qué te puedo asesorar?
Powered by